The laws that do not protect domestics – Las Trabajadoras Domesticas


They are the workers forgotten by the law.

They care for our children. Clean our  houses. Cook our meals. They deserve decent wages. But they usually don’t even earn close to the mininum wage. That is the life that Victoria, as told here, has lived.

We will be hearing tomorrow, Tuesday, Feb. 11 from people who are working to see that maids like Victoria at least earn a minimum wage. Workers like Myrla Baldonado who will be speaking.

Myrla Baldonado

Myrla Baldonado

They are taking part in our forum on low wage workers, a gathering of more than a dozen and half groups that are engaged in different campaigns for low wage workers.

We meet at 6 pm at 618 S. Michigan Ave, Stage Two, Columbia College, Chicago.

Join us. Hear about the Victorias who clean and scrub and live outside the laws that protect us all.

Here’s this story written by the Community Media Workshop by Melissa Sanches

 

By Melissa Sanchez

Por 15 años, Victoria ha limpiado casas y cuidado niños en Chicago a fin de enviar dinero a sus propios hijos en México.

Gana menos de $6 por hora, aunque que el sueldo mínimo es $8.25. Pero no se queja porque no tiene más opciones.

“Es lo que hay, y el trabajo no me asusta”, dijo Victoria, quien pidió no utilizar su apellido porque es indocumentada. “Pero sí me gustaría ganar un poquito más porque creo se debe valorar este trabajo”.

Victoria es una de las miles de trabajadoras domésticas que cuidan niños o ancianos, o limpian casas, en Chicago. Recientemente, se unió a un creciente movimiento estatal que busca protecciones para trabajadoras domésticas, incluyendo el derecho a un sueldo mínimo y pago por horas extra.

En contraste a otros trabajos, muchas regulaciones federales y estatales no protegen a las trabajadoras domesticas.

En años recientes, grupos como la Alianza Nacional de Trabajadoras Domesticas han montado campañas para mejorar sus condiciones, por lo cual Nueva York, California y Hawaii han aprobado leyes que ofrecen algunas protecciones.

For the last year there has been a similar drive in the Illinois legislature to pass a bill providing rights and protections to domestic workers.

“Desde hace tiempo, se había considerado como un trabajo de mujeres, por lo cual muchos legisladores le dieron poca importancia”, dijo Nik Theodore, un profesor de la Universidad de Illinois en Chicago y coautor de un estudio económico sobre los trabajos domésticos en el 2012.

Casi la cuarta parte de estas trabajadoras ganan menos del sueldo mínimo. Dos-tercios carecen de un plan de seguro médico.

Además, el estudio reveló que muchas trabajadoras domésticas han sido víctimas del maltrato, el acoso sexual o el racismo.

“Es una posición muy vulnerable porque no hablas el idioma y estás en un hogar ajeno”, dijo Myrla Baldonado, una inmigrante Filipina que había sido una cuidadora de ancianos antes de convertirse en organizadora de trabajadoras domésticas con la Unión Latina de Chicago.

Theodore dijo que los esfuerzos para organizar a las trabajadoras domésticas, obreros y otros trabajadores que ganan sueldos bajos, representan una alternativa a los sindicatos tradicionales.

“Pero el liderazgo de los sindicatos ahora entiende que hay que tener una concepto más amplio del movimiento laboral”, opinó.

The Community Media Workshop supported this reporting

This article appeared in Spanish and English in the Gate



Comments

No Comments

Comments are closed.